25 feb. 2009

A mi cariñito

¿Qué será de nosotros? ¿Cómo saldremos de todo esto? Ansío tanto estar contigo en nuestro propio hogar, solos, solos con nosotros mismos, solos con quienes amamos, solos pero con hijos... Lo deseo tanto...
Sé que esta situación no se prolongará hasta la eternidad y, aun y así, a menudo me impaciento. Pero tú me lo aguantas con resignación, y esto me basta. Tu flexibilidad hace que te quiera todavía más porque me respetas a pesar de cuanto llevas cargando a tus espaldas. Eres una buena persona.
Te quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario