7 abr. 2009

MENTIRAS

Cuando las mentiras invaden tu entorno, cuando les dan libertad para dañar tu imagen, cuando intentan minar tu delicada situación...
Sólo pienso en cómo te irá, en cómo puedes dormir por las noches sobre ese colchón que te has fabricado de mentiras y subterfugios. Pero no importa tampoco. Allá tú con tus insensateces, tarde o temprano la vida te pasará factura y créeme que todo esto que estás haciendo es más que seguro que te cueste caro.
No vayas entonces a implorar una caridad que hoy no prestas, porque la pena que me da tu estupidez no es suficiente como para que nos volvamos a poner debajo de tus zapatos. Me das asco. Tu comportamiento es repugnante, intentas justificarte echándonos mierda encima pero independientemente de lo que piensen en la calle, sabes que estás obrando muy mal. Lo delatan tus gritos pretendiendo que se compadezcan de ti cuando vas de víctima.
Pero llegará el día en que lo serás de verdad y ese día no pienso salvarte de tu destino. Ya lo hicieron una vez y ahora que crees estar bien nos das patada porque ya no te interesa. Acuérdate de que sólo podrás confiar en ti mismo. Ojalá tu naturaleza de traidor no se rebele contra ti mismo y acabes poniéndote la soga al cuello con tu estupidez. Aunque me temo que simplemente estás apretando el lazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario